09.01.2020 Con el ojo en la política

Por Omar Guillen

¡Qué calor! Escúchame que quieres que estemos con temperaturas de bajo cero, estamos en verano. Mire que somos raros los habitantes al menos de esta parte del mundo o simplemente de nuestro país. Ojo que nunca se está conforme, cuando no llueve nos molesta y cuando lo hace también, que quieres que hagamos estamos inconformables, quizás porque no tenemos lo que otros. Mira que en política la gente también mueve, se cambia de camiseta, se busca mejor posicionamiento, no se pero siempre se busca algo. 

El Ojo pensó que en enero y con calor se tomaría una merecida vacación, porque muchos políticos anunciaron en Minas y alrededores que estaban agotados y había llegado la hora de un párate, descansar y disfrutar de la familia.

Algo positivo para los que pueden hacerlo, pero no ha ocurrido tan así por cuanto algunos están aprovechando los espacios libres en el juego o simplemente el dejar estar en los marcadores y se meten al área con facilidad y al menos crean expectativas.

La senadora no se queda quieta y viene haciendo ruido por todos lados, dice que quiere aprovechar el período de pases y esta bueno, de qué pases me habla, en esto que no es fútbol… Sí, sí claro, tiene razón… pero existen los pases incluso algunos interclubes. Ah! Caramba no estaba al tanto.

Tanto es así que una joven política que ha venido haciendo ruido en los últimos tiempos con lo «multicolor» o algo por el estilo… ella no dijo. Bueno nos lo dijo a nosotros en el ojo que siempre ve más allá… Mira a mí nadie me llamó de mi partido luego de las elecciones Nacionales, nadie levantó el teléfono para decirme algo, aunque más no fuera un chisme, verdad, caramba. Como se olvidan de estas cuestiones, mire en lo que termina, la chica se fue con sus amigos de la 14, hacia el grupo de la Senadora, es decir entonces que se fue al grupo de enfrente, «exacto» como decía un antiguo político, cuando todo era más fácil o al menos parecía estaba el teléfono de manija y de operadoras, que te decían «número», se lo cantabas te daban entrada o no. Qué tiempos aquellos, si hermano parecían mejores, te acordás los pantalones, ajustados en la zona del muslo y debajo de la rodilla y anchísimos abajo, claro que sí, no se podía caminar ligero porque te enredabas y podías caer, que bueno… ahora están los chupines que usan muchos políticos, son ajustados a todos lados.

Ahora que ve el Ojo que apunta hacia las prendas de vestir en un tema de la política. No, no, nada simplemente me desvié para tomar un tiempo y descansar.

¡Opa! Mire lo que tengo delante mío un pan dulce, no sé si aguanto prenderle cartucho… No aguante, mire que el pan engorda… bueno Ojo cuídese porque le vienen aplicando la fusta, como en Maroñas a los Pingos… Bueno me he de cuidar para no perder la línea, como les ocurre a otros. Mire amigo no venga con esas cosas, como decía el gran canta-autor que Ud. y yo conocíamos… No me diga que está pensando en el gran Zitarrosa. Pero es claro yo siempre ando detrás de los de antes, al menos los tengo en el mate. ¡Ah! Qué bien… dígame usted no sea de los del mate con yerba de Pago en Pago… claro que sí me aconsejó Cabrera.

Me suena ese apellido el ¿yuyero?… No es periodista que ha profundizado en el tema de la naturaleza y las plantas que en la misma están. Qué bueno no lo sabía. Ahora entonces conoce algo del pago y le cuento un chisme que capaz que lo sabe. El Ojo ya lo vio y se concretó y se armó la «gorda»… ¿qué pasó? Se comió el Pan Dulce… no nada de ello es en sentido figurado eso de la gorda… lío interno en el Cabildo. Usted dice en el Partido de Manini…. Sí, claro, algunos se fueron, porque allí había dos agrupaciones y una con varios números en la lista cambiaron de lugar y en mayo apoyan a la Senadora. ¡Opa! Otros más con la Senadora… Y si, la señora prepara una buena «sena» y se van con ella es así. No nada que ver, ella integraba la cámara alta del Poder Legislativo, ¿me entiende? No mucho pero me doy cuenta de algo, es como la gallina va comiendo de a granito y engorda.

Es cierto ese aprendizaje que hizo en otra época, de vacas y gallinas gordas como decían nuestros padres. Antes de irme Ojo que pasa con los demás políticos del medio… Mire andan en las costas aledañas y alrededores, estirando las piernas, distendidos y son de todos los partidos, es que el descanso no tiene color político… lo entiendo Ud. ¿Ojo por qué no descansa? Por eso mismo no tengo color político pero al revés. Mire me enteré de algo a último momento y le digo estoy contento, a un amigo le dieron un puesto y me dijeron lo que gana y cambio no sé si de partido, pero tuvo un cambio y no es pa`menos son casi 200 mil de la Nación. Fíjate que no puedo pagar un helado y como pan dulce de garrón… Ojo no te pierdas nunca y seguí laburando sin compromisos ni ataduras. ¡Qué locura! Hasta la próxima…

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *