11.10.2019 Batallón de Infantería N°11 conmemoró el 111° aniversario

Por Karina Núñez

Se llevó a cabo la celebración del 111º aniversario de creación del Batallón «Brigadier Juan Antonio Lavalleja» de Infantería Nº 11 el martes 8 de octubre.

Con la presencia de autoridades del Ejército encabezadas por el Comandante de la División de Ejército Nº IV General Gustavo Fajardo, autoridades departamentales encabezadas por la Intendente Departamental Dra. Adriana Peña, el Diputado Mario García, integrantes del Comando de Jefatura de Policía, autoridades departamentales y nacionales, amigos de la Unidad y público en general.

REVISTA A LOS EFECTIVOS FORMADOS

Para dar inicio a la celebración se pasó revista a los efectivos formados por parte del Comandante junto al Jefe del Batallón, Tte. Cnel. José Bentacor.

Seguidamente hubo un mensaje del General Fajardo, con motivo de tan importante celebración del Batallón de Infantería N.º 11.

ENTREGA DE RECONOCIMIENTOS

También se realizó el reconocimiento al personal sub alterno que pasó a situación de retiro con 25 o más años de servicios militares bien calificados.

Siendo para Cabo de Primera Jaqueline Bentacor con 28 años de servicio, Soldado de Primera Rubel Cáceres con 25 años de servicio, Soldado de Primera Marcelo Laberrie 25 años de servicio, Soldado de Primera Washington Matta con 25 años de servicio.

PALABRAS ALUSIVAS A LA FECHA

Las palabras alusivas a la fecha estuvieron a cargo del Jefe de Batallón José Bentancor quien luego de agradecer la presencia de todos, dijo «nos encontramos conmemorando 111 años de creación del Batallón brigadier general de infantería Nº 11.

Largo período de tiempo ha pasado de aquel lejano 1908, en el que en base a un destacamento de infantería se crea la compañía de infantería Nº 7 para la guarnición del pueblo José Batlle y Ordóñez. Circunstancias históricas provocaron posteriores re ubicación de la Unidad en diferentes unidades de nuestro territorio hasta que en 1930 se instala definitivamente en la ciudad de Minas ocupando su actual sede en 1938.

Unidad que desde entonces se encuentra fuertemente arraigada en la sociedad minuana, de la cual se nutre principalmente con sus integrantes para la formación de sus cuadros.

Durante el presente año muchas han sido las misiones de la Unidad que debió cumplir y dentro de ellas quiero destacar la realización del curso de avanzado de Infantería para jefes y sargentos de sección, modulo 1, patrullas y modulo 2 operaciones con características especiales».

CON APOYO CONTINUO

Continuó diciendo que «también el entrenamiento conjunto con el Ejército de Estados Unidos en operaciones militares en terreno urbano orientados en operaciones de mantenimiento de la paz.

Quedando pendiente para el mes de noviembre el curso de actualización de respuesta inmediata a ser impartido en este batallón para todas las unidades del Ejército.

Dentro de nuestras misiones subsidiaras, se encuentra el constante apoyo durante todo el año al MIDES con nuestros conductores, el servicio prestado a la custodia de cárceles, la participación en el Sistema Nacional de Emergencia, y el apoyo general que se le brinda constantemente a la población, cuya solicitudes llega a nuestra Unidad. Resultando que en el pasado mes de mayo, se llevó a cabo la quinta edición de la operación Soldado Amigo, en la cual durante una semana nuestra unidad volcó todos sus recursos humanos y materiales a diferentes instituciones públicas y privadas del departamento de Lavalleja, ya fuera pintando, realizando trabajo de albañilería, electricidad, sanitaria, podas de árboles, trabajo de limpieza y todo aquello que nuestras capacidades pudieran ser volcadas en el beneficio de las mismas. Esta operación llevada a cabo por todos los soldados que hoy se ven formados, provocó el afecto y reconocimiento de nuestra sociedad».

«ORGULLO DE SERVIR»

«Dentro de esos reconocimientos quiero hacer mención a una carta realizada por una alumna de la Escuela Nº 7 «Juan José Morosoli» de Morena Castro de 11 años, perteneciente al grupo de 6º año, en el cual cerraba la carta de la siguiente forma: ‘a cada soldado, hombre y mujer, ciudadanos, habitantes de nuestro departamento y país, padres, madres, trabajadores que se acercaron a nuestra escuela y dejaron su huella en ella, su experiencia, su trabajo desinteresado, le doy las gracias, porque además de ser soldados, son carpinteros, albañiles, pintores, soldadores, electricistas, porque han realizando su tarea con respeto y compromiso y hacen que me sienta orgullosa de decir que a mi escuela la pinto un soldado, la pintó un amigo’.

Que mejor regalo para los soldados que las palabras de esta niña, que observó y admiró las tareas que se realizaron en su escuela día a día. Ella dice estar orgullosa, nosotros también, el orgullo de servir, el orgullo de cumplir y demostrar día a día con hechos que el Ejército siempre está presente.

Cada vez que escucho estos conceptos y veo nuestras acciones no hago más que recordar las profundas palabras del escritor uruguayo José Enrique Rodó, quien en su obra, la paz y la guerra, decía querer la paz por incapacidad para la guerra, querer la paz por el sentimiento de la propia debilidad, por el temor de la superioridad ajena, es condición miserable los pueblos que no tienen en sí mismos la garantía suprema de su persistencia y de unidad para desear eficazmente la paz, es menester actitud para la guerra, vergüenza es que un pueblo se habitué a que lo llamen débil, y al llamarse débil a sí mismo. No hay pueblo débil, sino el que se rebaja voluntariamente a serlo, porque en la fortaleza de los pueblos se mide, no por su capacidad para la agresión sino por su capacidad para la defensa. Este Batallón tiene claro que somos la última garantía de nuestra Nación, esa garantía que nos quejamos cuando la pagamos, pero que agradecemos tenerla cuando la necesitamos. No nos consideramos, ni nos permitimos llamarnos débiles y día a día entrenamos para lograr esa actitud para la guerra. Nadie más que el soldado quiere la paz, pero esa paz no es lujo que sólo se quiere, se construye y se cuida diariamente».

Bentacor, saludó al personal en situación de retiro, a si como al personal que hoy no se encuentra en el Batallón por estar prestando servicios en diferentes parte del mundo, bajo la bandera de las Naciones Unidas.

Dijo «hago extensivo mi saludo a vuestras familias, pilar y sostén de los integrantes de nuestra unidad que juntos a ellos comparten el honor de ser integrantes de esta gran familia y de esta noble institución».

Para finalizar el acto, los soldados formados, desfilaron rindiendo honores a los presentes.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *