27.09.2019 Graciela Villar: «Hay que construir una sociedad que reedite la solidaridad como un principio de identidad nacional»

Frente Amplio

A un mes de las elecciones nacionales, la candidata a la Vicepresidencia de la República se encuentra en plena gira. En la jornada de ayer, Graciela Villar recorrió la capital departamental. En la tarde realizó un acto en el que estuvieron presentes el asesor de seguridad de Daniel Martínez y director de Convivencia y Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior, Gustavo Leal, el senador Yerú Pardiñas y el diputado Alejandro Sánchez.

En conferencia de prensa, que se desarrolló en la sede del Frente Amplio, el presidente de la Mesa Política Departamental, Eduardo Yocco presentó a los candidatos.

La candidata a la Vicepresidencia de la República, Graciela Villar comentó que fue «muy cálida (la) bienvenida que me han dado los minuanos hoy, paseamos por la feria, y con ese concepto que tenemos de fortalecer la democracia, me acerqué a los lugares donde estaban distribuyendo información del Partido Nacional y el Partido Colorado, en eso que entendemos que independientemente de las posturas políticas que tengamos y de la lucha electoral que tenemos hoy, al otro día de las elecciones todos somos responsables de que el país salga adelante, es muy enriquecedor hablar con los feriantes, que me recibieron con muy buena onda, aprendí algunas nuevas formas de definir al vendedor de especies en particular, repito fue muy cálido y además la gente me siente cercana y yo me siento muy cercana a la gente».

Villar se desempeñó como edil en el actual período en la Junta Departamental de Montevideo, donde incluso fue presidenta, sin embargo, la gran mayoría del electorado no la conocía. «El proceso de elección es cierto que generó ciertos ruidos en la comunicación, de hecho en mi proclamación le pedí a los frenteamplistas y a la ciudadanía toda, que me dieran la oportunidad de darme a conocer. Es en eso en lo que he venido trabajando, hemos recorrido pueblo a pueblo, departamento a departamento, creo que no me queda rincón del país a donde llegar y en ese proceso de encuentro y reencuentro con la ciudadanía, con los frenteamplistas, lo que he recogido es una enorme alegría por cómo me reciben, el contacto personal, el mirarnos a los ojos, todo eso supone la ratificación de lo que plantee: que me dejaran darme a conocer, y la actitud generosa de la ciudadanía de hacerlo, estrecharme en abrazo como me ha pasado hoy en esta ciudad, en la que he recibido mucho cariño y afecto», comentó la militante.

Derechos Humanos

La candidata frenteamplista fue detenida en dos oportunidades por efectivos de las fuerzas conjuntas. Con 19 años debió emigrar y refugiarse en Argentina junto a su hija de un año. En la vecina orilla permaneció exiliada hasta 1984.

«El tema de los derechos humanos es rector. Para mí en lo personal y para el FA en particular. Hemos generado a partir de que asumimos el primer gobierno de Tabaré Vázquez todas las excepcionalidades posibles a la Ley de la Pretensión Punitiva del Estado para que nos permitiera la búsqueda de los desaparecidos, y en eso hemos avanzado a pesar del pacto de silencio. Esa sigue siendo una preocupación. Sentimos que aún tenemos un debe con la sociedad uruguaya y con los familiares. Son los temas en los que todos estamos atentos para seguir avanzando en ese proceso», afirmó.

Las invitaciones a debates acapararon la atención pública. Consultada sobre si le gustaría participar de una instancia Villar sostuvo que «no me quita el sueño en particular pero soy una mujer acostumbrada a debatir».

Violencia de género

Las mujeres no nos callamos más. Quizás pueda resultar reiterativo el tema pero es necesario informar y preguntar sobre ello para que todos nos concienticemos en que la violencia basada en género debe terminar.

«Tenemos dos niveles de preocupación. Uno es el urgente, en virtud de la situación que viene planteada y que todo el movimiento feminista ha planteado. La semana pasada las mujeres del FA, a partir de una iniciativa de Casa Grande, nos reunimos para ver cómo se instrumentaba una serie de cuestiones que nos parecen que faltaba, entre otras el tema de las tobilleras, que sabemos ya están en proceso y que probablemente en octubre estas que estaban pendientes llegarán. Por otro lado estamos trabajando con Presidencia en la posibilidad de una campaña de bien público. El tema de la violencia de género se debe abordar, además de la Ley 19580, que debe ser presupuestada en este primer período de gobierno para que efectivamente toda la justicia esté imbuida del tema violencia de género, tomar algunas acciones que tienen que ver con una campaña que difunda que la uruguaya quiere ser una sociedad de convivencia y donde el respeto del hombre por la mujer debe ser parte de un proceso educativo. Creemos que Salud Pública tiene que tomar partido en una mirada desde la salud porque algo está pasando que se junta con los valores patriarcales y el sentir que un hombre puede tener derecho a la vida de una mujer, también hay cuestiones que tenemos que mirar desde otra óptica y que tienen que ver con la salud mental. Esas y otras preocupaciones como respuestas más inmediatas fueron las que estuvimos trabajando con el grupo de mujeres del FA y que vamos a dar a conocer a toda la sociedad, en una campaña que tiene que ver con educar por una vida sin violencia y de respeto hacia la mujer», afirmó Villar.

«Siendo parte de la primera fórmula paritaria del FA para mí no es una bandera menor y sé que mis compañeros son parte de mis aliados. El capítulo de la violencia de género es transversal en nuestra propuesta programática. En seguridad, una de las doce medidas tiene que ver con la aplicación y la puesta en práctica de la ley y de su presupuesto. Sabemos que una mujer que es violentada necesita recursos y apoyos del Estado para poder separarse del violento y necesita tener una vida sustentable. Si tiene hijos necesita tener un lugar a dónde ir y necesita también trabajo. Toda la sociedad se tiene que embanderar con este tema», sostuvo.

La semana pasada hubo concentraciones en varios lugares del país donde la población pidió que se declarara emergencia nacional la violencia de género. «En términos objetivos, si le sacamos nombre a las estadísticas podemos decir que este año hubo menos víctimas o menos femicidios que el año pasado. Eso no supone que no sigamos pensando que es una gran necesidad la de tomar acciones urgentes», indicó Villar.

Una de las 12 medidas de seguridad del Frente Amplio alude al tema. El asesor de Daniel Martínez en la materia, el sociólogo Gustavo Leal puntualizó que «en relación a la violencia doméstica y delitos asociados, tenemos un problema muy serio como sociedad, violencia intrafamiliar. Relativamente hace poco tiempo es que la sociedad entendió que esa violencia significaba un delito. Hoy tenemos 40 mil denuncias por año de violencia doméstica, 109 denuncias por día, 1 cada 13 minutos. Hemos planteado el aumento de la cantidad de tobilleras, de unidades especializadas en violencia doméstica que es donde las personas tienen que encontrar el lugar adecuado donde poder hablar de esos problemas de violencia, algo que nunca es fácil de denunciarlo, y estamos reclamando un cambio de actitud en el Poder Judicial en el cumplimiento de alguna de esas penas, porque fruto de que la violencia doméstica se ha visto como algo privado, esto se dirime en el Juzgado de Familia y una orden de no acercamiento por parte de un victimario hacia una mujer termina siendo una orden que se dirime en ese lugar y si la persona no la cumple hay un desacato pero no son muchos los jueces que entienden que un primer desacato ya tiene que cambiar de carátula y ser mucho más firme».

Apostar al crecimiento

En medio de discusiones virtuales o declaraciones en los medios de comunicación los partidos políticos debaten sus propuestas. Una de las polémicas de la semana fue el número de empleados públicos que tiene el Estado. A ser consultada sobre la posibilidad de que existan recortes presupuestales en caso de que gane otro partido Villar comentó que «si algo demostraron los gobiernos de estos 15 años del FA es la posibilidad de un crecimiento con inclusión y desarrollo social. Los dos recortes planteados por partidos de la oposición, las áreas más afectadas serían educación, salud y seguridad, los tres renglones más importantes y que la sociedad los tiene como prioridad para su desarrollo. El planteo de recortes va a afectar a las políticas sociales más importantes. El país tiene que seguir apostando al crecimiento, a la inclusión y a seguir generando las posibilidades de inversiones que generen empleo y que muevan el mercado interno».

Seguridad

El director de Convivencia y Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior, Gustavo Leal  reflexionó sobre las operaciones realizadas. «El balance que hacemos de ese trabajo en relación a los temas de seguridad pública tienen que ver con un esfuerzo que ha hecho todo el Estado de coordinación para poder tener una mejor presencia y un mayor control de algunos territorios. De hecho aquí, en esta ciudad, se hicieron algunas intervenciones en el marco de los Operativos Mirador que han tenido algunos resultados bastante conocidos para la gente que vive acá. Aquí ha habido un enfrentamiento importante entre dos grupos durante el año pasado y que prosiguió una parte durante este año. En el conjunto de las 12 medidas que presentó Daniel Martínez nos hemos planteado en primer lugar realizar un conjunto de cambios en los temas de seguridad, de ajustes en muchas de las propuestas y profundizar otra serie de acciones teniendo en cuenta que en cada etapa de la vida y del país uno tiene que tomar lo que ha hecho y a partir de eso dar un salto en mejoras de calidad en cuanto a las políticas. En materia de seguridad somos conscientes de que en Uruguay ha habido un espiral de violencia importante que se ha reflejado en los delitos, en los homicidios, que este año están descendiendo en forma significativa (casi un 20% de homicidios menos). Es un problema que necesita de un conjunto de respuestas integrales. Por eso hemos propuesto 12 medidas que tienen que ver con la ampliación de los sistemas de video vigilancia, particularmente en el interior del país, en las capitales departamentales y en las ciudades intermedias de los departamentos. En segundo lugar un aumento de la presencia del sistema de patrullaje del PADO que ha funcionado en forma exitosa en los lugares donde se ha implantado, incorporando más tecnología en el trabajo que desarrolla, con equipos de policías encubiertos que den una capacidad de sorpresa al trabajo policial que se hace. En tercer lugar planteamos el fortalecimiento de la presencia policial a través de la Policía Comunitaria en las 267 Seccionales que tiene el Uruguay, porque son una de las puertas de contacto más fluido que tiene la ciudadanía con los temas de seguridad».

Consultado sobre el alto porcentaje de reincidencia de personas privadas de libertad, Leal explicó que «es un problema importante en cualquier sociedad porque la reincidencia en las personas que están privadas de libertad implica un problema de seguridad. Dos temas hay que tener en cuenta. Por un lado la necesidad de dar opciones y oportunidades para que las personas se puedan vincular al mercado de trabajo una vez que salen de la cárcel y que se preparen durante su estadía en prisión. También hay que asumir que las personas toman decisiones y que por tanto el Estado y la sociedad no se pueden hacer cargo permanentemente de la culpa de que hay personas que reinciden. La reincidencia tiene que ver también con un cambio de actitud de las personas. La sociedad tiene que hacer una inversión en tratar de generar oportunidades y la gente tiene aprovecharlas».

No perder lo bueno, hacerlo mejor

Villar fue consultada sobre lo que le quedó al partido por hacer. «Hemos construido un país con certezas, tiene que ver con haber mantenido un desarrollo de la economía durante estos 15 años y aún hoy cuando la región está complicada. Eso supone que hubo una política seria en lo económico que desacopló al país de la región, un país que abatió la pobreza del 40 al 8%, que ha generado una infraestructura en salud, que ha universalizado el acceso a la misma a través del Fonasa, un país que es reconocido en América Latina como una democracia inclusiva porque ha generado una agenda de derechos asociada al crecimiento, un país que le ha garantizado a los trabajadores la posibilidad de negociar su salario y que ha permitido que en estos 15 años el salario real de los trabajadores aumentara en un 55%. Un país que tiene muchas cosas por hacer. A ese país de las certezas hay que seguir construyéndolo porque las democracias se pelean día a día y Uruguay tiene algunos núcleos duros de pobreza fuerte, con una fractura socio territorial sobre la que tenemos que ayudar. Hay que poner el acento en la primera infancia y en los adolescentes atendiendo al entorno familiar. Ese es uno de los debes que tenemos. Hay que construir una sociedad que reedite la solidaridad como un principio de identidad nacional. Somos profundamente autocríticos con lo que nos queda por hacer pero estamos convencidos que la construcción de esas certezas nos va a permitir seguir trabajando en ese desarrollado de esa democracia que es nuestra utopía fundamental, una democracia inclusiva y armónica», concluyó la candidata.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *