15.06.2019 Jorge Larrañaga: «Soy un combatiente»

Partido Nacional

«A mí nadie me regaló absolutamente nada, lo que soy lo he sido por mi voluntad y por la voluntad de compañeros que me han empujado, que me han ayudado y siempre he sido un nacionalista que ha ayudado a su partido en la victoria y en la derrota».

«El día de la elección para mí siempre es el día más tranquilo de todos porque uno ha hecho todo el esfuerzo. Yo soy un combatiente, combatiente de toda mi vida. A mí nadie me regaló absolutamente nada, lo que soy lo he sido por mi voluntad y por la voluntad de compañeros que me han empujado, que me han ayudado y siempre he sido un nacionalista que ha ayudado a su partido en la victoria y en la derrota. Soy cien por ciento blanco, soy orgullosamente blanco y eso me parece que a mí me da de deber derecho, que a mí por lo menos me llena de orgullo como legado para los gurises, para los muchachos, para el futuro, para el porvenir. Nosotros hace años que estamos en la actividad política pero para hacer buena política, para servir a la gente. Fui diez años intendente municipal y como senador de la república hicimos la más importante tarea normativa que un legislador puede hacer que es nada más y nada menos que poner al país entero en la disyuntiva de decidir en una instancia plebiscitaria. Entonces creo que por lo menos en mi caso me llena de satisfacción porque resultó la revolución de la lapicera contra la violencia, contra no necesitamos hacer un corte de calles, generar una quema de cubierta, nada, simplemente hicimos firmar a la gente y es el instrumento más eficaz contra la delincuencia desbocada y contra el gobierno que pudiendo combatirla no la combate», expresó el senador Jorge Larrañaga.

El precandidato estuvo acompañado por dirigentes locales, entre los que se encontraban la intendenta Adriana Peña y el director de Vialidad, Gastón Elola, en el acto de cierre de campaña en Lavalleja. Hoy el senador estará en Melo y Treinta y Tres, y el domingo en Castillos. La semana que viene también lo espera una intensa actividad política en el norte del país y el debate televisivo con la precandidata frenteamplista Carolina Cosse.

Equipo y militantes

Previo al discurso de Larrañaga los dirigentes Carlos Tomé, Mauricio Baubeta, Andrea Aviaga, Dany Correa y Gustavo Perdomo agradecieron a los militantes. Luego el director de Vialidad de la Intendencia Departamental de Lavalleja, Gastón Elola, quien puja por lograr la candidatura al Ejecutivo Departamental, disertó sobre Larrañaga.

La última en realizar su discurso previo al precandidato fue la intendenta Adriana Peña a quien Larrañaga destacó como «una gran mujer como es Adriana Peña y seguramente va a llevar adelante en donde le toque la tarea excepcional, porque así lo ha demostrado».

«Estamos recibiendo esto en todos lados, con una enorme fuerza, con una presencia excepcional, con la gente participando, con alegría militando, haciendo política sintiendo la política, de la misma manera que para gobernar un país hay que sentirlo. Nosotros sentimos la política y me permito expresar ante tanta devaluación que se pretende hacer de la política y de los políticos, decir con firmeza, sin miedo que hemos sido, somos y seremos ellos, muchos de ustedes, muchos compatriotas, y sépanlo los más jóvenes, la función pública cuando se desempeña honestamente es una función de servicio a la comunidad y a los compatriotas, a mi nadie me ha regalado nadie a lo largo de 30 años, he procurado servir a los compatriotas y he luchado desde las trincheras partidarias y siento algo en lo más profundo de mi alma y es que yo soy orgullosamente blanco. Orgullosamente nacionalista, pero no en una visión pequeña, sectaria o partidaria, no, nuestras banderas, nuestro partido tiene que ser alero incluso para gente que no es de nuestro partido y que nos va a votar, que nos va a ayudar en todo el país, gente de otras colectividades políticas, frenteamplistas arrepentidos, gente sin partido, desengañados, que ven en nuestras banderas y por eso tenemos que desplegarlas con honor, con respeto», expresó Jorge Larrañaga en el inicio de un discurso que duró veinticinco minutos y que pronunció ante cientos de militantes del PN.

La revolución de la lapicera

El precandidato y la intendenta levantaron una bandera blanca y celeste con la franja del segundo color hacia arriba. «Esta bandera cuando se ponía de esta forma, con el celeste hacia arriba significaba una cosa, significaba que el partido estaba en guerra, y nosotros estamos en guerra contra los problemas de los uruguayos, estamos en guerra contra los homicidios que proliferan uno cada 20 horas, una rapiña cada 18 minutos, lo expresamos hace años, que dijimos de la gravedad que se estaba generando en el ataque desenfrenado, desenfadado hacia la convivencia entre los uruguayos. Hace años que dijimos esto va mal, y la izquierda lamentablemente ha tenido una enorme incapacidad para enfrentar la política vinculada a cómo tratar la delincuencia, y nosotros podíamos quedarnos en el discurso, en el facilismo de la crítica y la interpelación, en la convocatoria, en las tantas cosas que se pueden hacer desde la actividad política para decir bueno cumplimos nuestra tarea. No, hicimos la tarea normativa más importante que puede hacer un legislador que es sin quemar una cubierta, sin cortar una calle, sin hechos de violencia, sin absolutamente nada, hemos hecho la revolución de la lapicera, para firmar y decirles aquí está un pueblo que quiere paz, convivencia y cultura civil», dijo en alusión a la propuesta de reforma de la Constitución que impulsó bajo el nombre «Vivir sin miedo».

Problemas de los niños
«Hay problemas, porque los gurises no aprenden, no pueden desarrollarse en términos humanos, y la mejor política social conjuntamente con el trabajo es la educación, no hay vuelta, es la educación, por eso también estamos en guerra para tener una mejor educación».

«Siento que el próximo gobierno tiene que ser el gobierno que ataque los problemas que los niños tienen para fortalecerse, para nacer con fuerzas, para alimentarse, para estudiar, porque no puede haber gurí que pueda aprender con la panza vacía, y eso nos debe impulsar a esa enorme lucha que conjuntamente con la seguridad pública libremos para construir igualdad, equidad, a partir de la educación para los hijos de los uruguayos», sostuvo el precandidato blanco.

«Hay problemas, porque los gurises no aprenden, no pueden desarrollarse en términos humanos, y la mejor política social conjuntamente con el trabajo es la educación, no hay vuelta, es la educación, por eso también estamos en guerra para tener una mejor educación. Antes las luchas cívicas eran por las libertades, antes las luchas eran por las tantas libertades que había que conquistar y que nunca estaban definitivamente conquistadas, logradas, por la libertad se lucha siempre, todos los días, porque en cualquier esquinazo de la vida se puede perder la libertad, pero también hay formas nuevas de perder la libertad. La forma nueva de perder la libertad es la injusticia de no poder acceder a una mejor educación pública para los hijos de los uruguayos, que menos recursos tienen. Esta gente resulta que son los campeones de la igualdad, de los derechos humanos, de las transformaciones y de los cambios, de los ADN que se iban a cambiar, y de no se cuantas cosas más, y ahora tenemos una realidad que cambia el destino de los gurises, y es el bolsillo de los más débiles, porque ya no está más el tutor, el escudo de la gente más pobre, que es el escudo de la educación pública para construir una nueva forma de libertad de los seres humanos», agregó.

Las internas

A dos semanas de los comicios el precandidato llamó a convencer a concurrir a votar. «Tenemos que convencer a los vecinos, quince días, pero no, falta muchísimo tiempo porque todavía falta, falta la enorme mayoría y el porcentaje. Estoy convencido de que un cincuenta por ciento de los que en definitiva van a terminar votando el último domingo de junio, el 30 de junio todavía no tienen una decisión expresa de concurrir a votar y nosotros tenemos que hacer el esfuerzo puera a puerta, casa a casa, rincón a rincón, villa a villa, barrio a barrio, lugar a lugar, para hacer que Lavalleja vote porque Lavalleja va. Y nosotros vamos a ganar por muchas razones, vamos a ganar porque somos el mejor proyecto político que puede liderar los cambios teniendo la fuerza serena de las razones para conducir esos cambios, vamos a ganar porque tenemos el mejor equipo, vamos a ganar porque tenemos el mejor proyecto, pero vamos a ganar también por una fuerza que nos nace del fondo de la historia y es la fuerza de la voluntad porque cómo es posible vencer a aquel que no se rinde, que nunca se rinde, y que ha estado escuchando y levantando estas banderas, que son banderas de esperanza de un partido que es la esperanza de los uruguayos, de un partido que es el cambio porque hoy el cambio es el PN o todo sigue como está o puede seguir peor», manifestó Larrañaga.

«Es necesario tener la fortaleza de las convicciones, decirle a la gente que no le vamos a mentir y que somos hoy custodios imprescindibles de una imperiosa situación de la cual nos tenemos que hacer cargo y tenemos que hacernos cargo del país y por eso el 30 de junio se elige candidato a la Presidencia que no se puede cambiar más. Se elige candidato al balotaje y es por eso que nosotros vamos a ganar, vamos a luchar, vamos a llevar adelante la esperanza», dijo el precandidato para concluir exaltando a la multitud. «¡Viva el PN que decir viva el PN se confunde con otro grito que es decir viva la patria! ¡Viva el PN, adelante, a la lucha, a vencer, a convencer, a trabajar. gracias, vamos, Larrañaga va, Larrañaga les gana, Larrañaga les gana!», finalizó.


Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *