30.04.2019 Se realizó el lanzamiento del idioma chino en el liceo tres

Por segundo año

Los alumnos del liceo número tres de Minas, sexto año de la escuela uno, padres, profesores y funcionarios podrán acceder a la enseñanza del chino mandarín. Luego de que se realizó el lanzamiento de los Centros de Lenguas Extranjeras, las autoridades involucradas inauguraron las clases de idioma chino en el liceo tres.

El director de políticas lingüísticas de la Administración Nacional de Educación Pública, Aldo Rodríguez, expresó su regocijo en el funcionamiento de la propuesta en el centro educativo y resaltó el trabajo del director Javier Vázquez. «No es una propuesta meramente lingüística sino que es una propuesta integral porque tanto los chicos que están viniendo como los padres y los profesores porque tenemos una variedad de personas que vienen, profesores del centro, profesores que no son del centro, papás, niños, funcionarios, auxiliares. Viene todo el mundo a aprender chino. Desde Políticas Lingüísticas de la Anep estamos sumamente felices por esta propuesta».

El jerarca afirmó que lo más importante es «el rol que el liceo viene cumpleindo en una comunidad que se está formando como plurilingüe».

El profesor Javier Vázquez, director del liceo tres, describió como «muy enriquecedora» la propuesta. «El año pasado hicimos cuatro talleres en noviembre donde participaron adultos en un horario y estuvieron desde el liceo en otros. Fue una invitación bien abierta con estudiantes de varias instituciones y este año la apuesta es más grande porque incluye a la escuela número 1 de Minas, sextos años de la escuela número 1, estudiantes del liceo tres y también los papás de la escuela número 1 y también a funcionarios de acá que empezaron el año pasado y continúan, los docentes se nos ha complicado un poco porque a veces están en clase», explicó el director.

Participación

Las inspectoras resaltaron la participación y el intercambio que se realiza en estas actividades. «Evidentemente lo que se construye con la participación y el intercambio porque si hablamos de educación integral tiene que hacerse de esa manera», comentó Elsa Sosa, inspectora del Consejo de Educación Secundaria. La docente felicitó a los involucrados en el proyecto y agregó que desde las inspecciones «trabajamos para esto y para que las innovaciones realicen este camino, un camino de difusión además porque tiene que conocerse para que en otros lugares, en otros centros de la región también, si no es el idioma chino que sea otras innovaciones, pero de esto nosotros nos tenemos que nutrir y tenemos que compartir».

Alba Cabris, inspectora de Primaria de Lavalleja celebró la oportunidad de inclusión que brinda el proyecto. Es una «posibilidad que se le abre a los niños de poder incluirse en una propuesta que surge en el liceo, con todo el aprendizaje y todo lo que significa el aprendizaje de una lengua, el acercamiento a una cultura milenaria, pero por sobre todas las cosas lo que más celebramos es este trabajo conjunto para acompañar la trayectoria del niño de Primaria a Secundaria. Para ellos es un acercamiento a la institución que el año que viene los va a recibir como alumnos y que sabemos que es una gran dificultad para el niño que deja Primaria e ingresa a una institución diferente».

La inspectora de Secundaria, Roxana Conde, alabó la hospitalidad del trabajo del liceo tres. «La posibilidad de ampliar la oferta educativa de este centro que ya cuenta con la propuesta de tiempo extendido y ahora suma la posibilidad del acceso a un idioma extranjero y a través de él a una cultura que aparentemente está tan lejana de nosotros pero en realidad está muy cercana, por algo se está incentivando el estudio de esta lengua». La docente expresó que el programa es una «muestra de que la integración educativa, es una de las políticas educativas de la Anep de estos años está dando sus frutos y el liceo número tres con esa apertura y esa recepción integrando escolares, liceales, adultos, funcionarios, padres, es una evidencia de que todos estamos conjugando esfuerzos para las trayectorias educativas de nuestros jóvenes desde la etapa escolar y su continuidad en enseñanza media».

Voluntad de trabajo

La Consejera de Codicen, Laura Motta, le preguntó a los alumnos presentes si se hubieran imaginado que iban a aprender chino en Minas a lo que los estudiantes respondieron que no. «Afortunadamente se viene trabajando en todo el sistema educativo para que pasen aquellas cosas pensábamos imposibles, que creíamos imposibles y esto es una muestra de que con la voluntad, con el trabajo de todo el sistema educativo es posible. Hoy tenemos la enseñanza de chino en este liceo y en esta escuela, probablemente en la medida de que vayamos afianzando estas pruebas piloto que estamos desarrollando en distintos centros educativos podamos ir extendiendo la oferta de chino en otros centros educativos», sostuvo.

La jerarca relató que durante la inauguración del Centro de Lenguas Extranjeras se expresó sobre la creación de polos lingüísticos y comunidades lingüísticas. «Fíjense con qué naturalidad ustedes crearon una comunidad lingüística en donde están los niños, los jóvenes, los padres, los docentes, los funcionarios y probablemente algún vecino que se acerque pero esos son centros educativos abiertos a una comunidad y que sabiendo cuál es el objetivo y el mandato de ese centro para el nivel educativo que este llamado también se anima a decir vamos un poco más allá y generamos una red que actúe como comunidad, que brinde posibilidades a todos los que están en su entorno. Fíjense que no es en cualquier lengua, estamos trabajando con una lengua de una cultura que nos es bastante desconocida en el Uruguay y que sin duda conocer otra cultura también nos llama a conocer a la gente que vive esa cultura y no verla como extraña, como diferente. Para conocerla, saber que todos habitamos este mundo y que este mundo también lo tenemos que construir entre todos como una gran comunidad que nos una y que no nos separe. Las lenguas tienen que estar llamadas a unir a las personas y no a separarlas. Entonces esa comprensión del otro, saber que es distinto pero que es igual también es parte del aprendizaje que estamos haciendo entre todos y seguramente vamos a profundizar estos acuerdos», reflexiona.

Motta indicó que este programa es posible por un acuerdo entre la Embajada China y el Ministerio de Educación de ese país porque » entendíamos que necesitábamos de la ayuda de este país para dar nuestros primeros pasos de la enseñanza de este idioma».

Docentes

Las profesoras de chino son Lidia y Wendy, quien no estuvo presente en el lanzamiento del programa por encontrarse en China. El nombre chino de Lidia es Liu Ruihan que significa «una vida prolongada» y «sabiduría». La docente explicó que los chinos suelen poner primero su apellido para expresar respeto a sus antepasados.


Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *