CON LA MIRADA PUESTA EN EL CIELO

 

Hombre, Sacerdote, Misionero y Padre para siempre

 

En esta carta abierta queremos expresar, con nuestras sentidas palabras, como vimos su oración, su pensar, su hacer, su sentir, su entrega. Nuestro querido Padre Pablo Graña ha sido trasladado a la Parroquia San Carlos Borromeo de José Pedro Varela, por decisión del Obispo Jaime Fuentes. Decisión que ha causado desconcierto y tristeza, lo que nos motiva a expresar nuestro pesar y a reconocer la invalorable obra del Padre Pablo a nuestra ciudad.

Queremos destacar lo que él representa para nuestra sociedad, en lo espiritual, en lo material y en todo lo que necesitamos. El Padre Pablo ha marcado su impronta entre nosotros como un pastor cercano, con un sentido intachable de la empatía y una gran capacidad de escucha, que han sido merecedoras del cariño y la confianza de una innumerable cantidad de minuanos.

Siempre  atendiendo a todas las clases sociales: pobres y ricos, obreros y profesionales, ignorantes y sabios, mendigos y doctores. Porque como él dice y lo registra el evangelio: “Dios no hace excepción de personas, está en todos”.

Se ha ocupado de los niños en la catequesis de las diferentes capillas, en algunos casos lo ha hecho por motivos especiales, en casas de familia con niños y jóvenes con dificultades de aprendizaje, que sienten el llamado de Dios, quieren conocerlo y acercarse a él.

Ha logrado que jóvenes y adolescentes conocieran en profundidad la vida de Jesús, creando la Pastoral Juvenil y retomando las Jornadas de Vida Cristiana.

También se ha ocupado de los novios, los matrimonios, las viudas, las abandonadas, los divorciados, tratando en cada momento de mostrarnos que Dios vino para todos. Que las puertas estaban abiertas, que los pecados que todos tenemos Dios los perdona en su misericordia y que tiene un lugar para cada uno, porque Él nos espera para creer en el amor, en Jesús y en su madre.

Los diferentes grupos se han enriquecido con su aporte, cada uno de los integrantes de la comunidad fueron motivados por Pablo para desempeñar el rol que Jesús nos regaló.

En la Pastoral de la Salud ha impulsado a visitar enfermos y ancianos en los diferentes hogares, para escucharlos, llevarles una palabra de amor, rezar con ellos y acercarles la comunión.

Para la Pastoral carcelaria Pablo es un puntal insustituible, ya que va con su equipo todas las semanas a llevar la palabra de Dios, a compartir con los privados de libertad la palabra, la reconciliación y la eucaristía.

El movimiento de cursillos de cristiandad fue uno de los grupos que tuvo un gran empuje por parte de Pablo. A través de él consiguió que mucha gente conociera a Cristo,  volviera a tener esperanza, reafirmara su fe y encontrará la paz.

En el Camino Neocatecumenal, escuchando confesiones, celebrando eucaristías, misas de cuerpo presente cuando algún hermano parte hacia la Pascua definitiva, ayudando a las familias que sufrían el “desgarrón”, como él suele decir.

Sacerdote de sacerdotes, guiando y cuidando a quienes se forman como futuros pastores, acompañando a los seminaristas, siendo muchas veces el lazarillo amoroso, cuidando y respetando a los ancianos en el ocaso de su misión. Ninguna oveja, por lejana que estuviera pudo desconocer su voz.

En cada eucaristía otorgó el espacio para la comunión espiritual, pidiendo unos minutos de silencio para aquellos que por diferentes causas no quieren o no pueden comulgar.

Siempre acompañando y recibiendo a los más necesitados, sirviéndolo inclusive con el dinero que a veces se necesita y no se tiene.

La dedicación al colegio Nuestra Señora del Verdún, que hoy más que nunca en tiempos difíciles necesita de su apoyo para mantenerse y seguir creciendo en valores cristianos, espacio donde logró ser un referente y guía espiritual para los niños y adolescentes que allí concurren.

La casa parroquial se transformó en el lugar propio de cada uno. Un lugar de encuentro, de reuniones donde funcionan casi la totalidad de pastorales o grupos que se encargan de las diferentes actividades cristianas.

Hizo de la Catedral, la Iglesia, la casa de todos, porque para orgullo de los cristianos, pero también para toda la sociedad de la ciudad, la restauró con donaciones, beneficios, canastas, rifas, ventas de ravioles, etc.

No podemos dejar de recordar la dolorosa cruz que sostuvo cuando vivimos el escandalo a nivel local, nacional y mundial, en relación al Obispo anterior.

Pablo, con su fortaleza, palabra oportuna, gestos, silencios, estrechó filas y cargó con la cruz. Nos pidió oración, unión y perdón, mirando a Cristo y aferrándonos a su madre María.

Tuvo y desempeñó títulos con gran responsabilidad y compromiso, además de ser párroco desde hace años, fue vicario general de la Diócesis, ecónomo diocesano, secretario canciller y director del colegio. Siempre en todo y en todos, cuidó embellecer y aumentar la fe para mayor gloria de Dios.

Con aceptación y fortaleza llevó su enfermedad y la de su familia, la partida de su padre y cumplió con todas y cada una de sus tareas…

Ha sido el pastor creíble y creyente y testimonio viviente de lo que es ser cristiano, caminando en la tierra con la mirada puesta fijamente. Enamorado de Cristo y la Virgen María, madre del amor hermoso, madre de la misericordia.

Este es un pálido reflejo de lo que  es para nosotros. Rezamos y rezaremos por usted Padre, para que siga siendo el corazón misionero que aun en la aparente estabilidad ansía la vuelta de todos a Cristo. Que su corazón este donde Cristo lo necesita, sin dudas la comunidad de Varela lo recibirá con los brazos abiertos en la que trabajará dando lo mejor como lo hizo acá, mostrando que ama a Dios con todo su corazón, su fuerza, su inteligencia y al prójimo como a sí mismo.

Queremos destacar su actitud, retomando una de las frases que siempre nos reitera, no se equivoca quien obedece.

Gracias por su entrega generosa. La Comunidad Cristiana de Minas, confiados en el Señor, estará siempre a la espera de su retorno.

 

Nota: Siguen más de 200 firmas de ciudadanos apesadumbrados por la decisión tomada por el Obispo de Minas.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *