CON MÁS CONOCIMIENTOS, CON MÁS EXPERIENCIA REGRESÓ A NUESTRO PAÍS JUAN IGNACIO BERACOCHEA  

Una nueva y trascendente incursión por el continente europeo realizó el director de la Orquesta “Joven de Minas” Juan Ignacio Beracochea

Quien en este caso viajó a Londres, donde participó de master clases en el prestigioso Royal Collegue of Music.

Beracochea participó de clases impartidas por el Maestro Benjamin Zander, de prestigio mundial, Director de la Boston Philarmonic Orchestra, de la Boston Youth Orchestra y del Conservatorio New England.

CURSO DE DIRECCIÓN DE ORQUESTA

Al arribo a su ciudad natal, “La Unión” dialogó con el músico, quien dijo que “estuve en Londres haciendo un curso de dirección de orquesta, fue una experiencia increíble, iba con una expectativa muy alta, e igual hubo lugar para sorprenderse. Tuve 10 compañeros en las clases de dirección, todos éramos de países distintos, nos dijeron que era la primera vez que se daba, en mi caso era el único de América Latina, después eran de Estados Unidos, Francia, Austria, Tailandia, Taiwán, Australia.

La chica francesa y el austriaco eran asistentes de las filarmónicas de sus países, o sea eran de alto nivel, y todos más o menos así, habían trabajado con orquestas. Un chico de Finlandia y yo éramos los más chicos, él tenía 17 y después venía yo, y el más grandes 32 años”.

“APRENDÍ MUCHO”

Las clases fueron con Benjamín Zander, y Juan Ignacio, dijo “desde el primer día trató de unir el grupo, que no es fácil, en los cursos no te conoces, y estamos como muy separados, y el buscó que estuviéramos unidos, salíamos todos juntos, y fue muy importante, muy bueno eso. Trabajamos tres días con orquesta, hicimos un repertorio larguísimo, y finalmente hicimos un concierto con participación del público. También en el curso había clases de piano, violín, chelo y voz. Al final de la semana nos dio una devolución de lo que vio.

Hice la 9ª sinfonía de Malher, me preguntó dos veces si me animaba a hacerla, le dije que sí, la hice y en esa charla que tuvimos que era con público, me dijo a mi que era entusiasta, que tenía mucha pasión para la música, que tenía una preparación para trabajar profesionalmente, es un paso gigante. Consideró que el haber estado al frente de orquestas jóvenes me daba otro plus a la hora de tratar con los músicos, a él no le gusta diferenciar entre director y músico, el lo que quiere es sacar esa separación que hay en todos lados. Aprendí mucho de él, de mis compañeros, y eso fue muy interesante, cada uno aportó lo que sabía, y el resultado fue impresionante” asintió.

Agregó Beracochea, que Zander “corrigió cosas muy importantes, más allá del lado musical. En un momento me dijo que no respetaba al músico, me sorprendió, me sentí mal, me chocó, yo me pregunté ¿cómo no voy a respetar al músico? Y me dijo, tu estás acostumbrado a dirigir orquestas jóvenes, saltás, gritás, pataleas, y está bueno, pero con una orquesta profesional tenés que hacer otra cosa distinta, porque ellos no precisan eso, y en el concierto final me preguntó de nuevo si iba a ir hacia lo profesional y le dije que si”.

CONCIERTO CON LA ORQUESTA

Para Juan Ignacio, sin duda todo es aprendizaje en esto que ha decidido para su vida profesional y personal. Acá en nuestro país, sigue en Durazno dirigiendo la orquesta de allí, “los días martes y jueves, con la Orquesta Joven de Minas, en los primeros días de setiembre vamos a hacer un concierto, tenía una idea desde el año pasado, que no la pude hacer, ahora sí, y es un concierto de valses vieneses, con la estructura original, como el ‘Danubio Azul’, ‘El vals del emperador’ y otros de los Strauss, padre e hijo y también haremos la obertura de ‘El barbero de Sevilla’ de Rosini, que es conocida y es hermosa, y será un nuevo concierto en la Catedral”.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *