09.12.2015 Alfredo Silva echado del Estado por “falta grave”, según ASSE

Alfredo_Silva
LA CAÍDA DEL LÍDER DEL SINDICATO DE SALUD PÚBLICA
Exdirector y líder sindical de la salud no podrá volver a trabajar en ningún hospital o repartición pública
El directorio de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) decidió destituir a su exdirector y presidente de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP), Alfredo Silva, por haber cometido una “falta administrativa grave”, en referencia a la maniobra de sobrefactuaciones llevada a cabo a través de la empresa Buena Estrella, que se encargaba de la limpieza del Hospital Maciel.

Silva, procesado sin prisión en junio de 2014 y suspendido de la propia FFSP por cinco años en enero de 2015, es licenciado en enfermería y mantenía un cargo como funcionario en las colonias psiquiátricas Bernardo Etchepare y Santín Carlos Rossi, según establece la resolución del directorio de ASSE a la que accedió El País.

Sin embargo, fuentes de la Administración señalaron que este no iba a trabajar, y que en la última vista que se le hizo meses atrás para que asuma su puesto, este no se presentó.

El directorio de ASSE tomó la resolución de la destitución de Silva, y solo está a la espera de la confirmación de la Comisión Nacional Asesora de Servicio Civil. Para la Administración el despido del ex líder sindical es inminente, pues ya cuenta con un informe favorable por parte de la Oficina Civil, el cual está conformado por varias páginas y advierte sobre una serie de faltas cometidas por Silva, haciendo hincapié en el caso de Buena Estrella.

Ante la Justicia, Silva fue acusado por directores de hospitales de haber ejercido presión sobre ellos para contratar a la asociación civil Buena Estrella, que se ocupaba de la limpieza del Maciel, del Instituto Nacional del Cáncer (INCA) y de los centros de salud públicos de Pando y Rivera.

La salida de Silva generó un torbellino político tanto en ASSE como en la FFSP. El cargo de director en representación de los trabajadores está vacante desde que el procesado dejó el cargo. El nombre que el Pit-Cnt envió al Ministerio de Salud Pública (MSP), que es quien debe elegir, es justamente el del sucesor de Silva en la FFSP, Pablo Cabrera, quien es resistido por algunos dentro de la Administración y del propio MSP. La designación debería concretarse antes de fin de año.

La FFSP, por su parte, viene de escándalo en escándalo. Después del caso Silva se anunciaron una serie de auditorías para intentar limpiar la imagen del sindicato. Pero los números que se mostraron hicieron todo lo contrario. En la Colonia de Vacaciones del gremio en Punta Ballena se detectaron pérdidas por $ 10 millones, según un informe interno del mismo sindicato.

En tanto, otra auditoría preliminar, esta vez hecha por el Instituto Cuesta Duarte del Pit-Cnt dio cuenta de documentación “irregular” e “inverificable”, faltantes de recibos, gastos excesivos en viajes y préstamos recibidos por varios jerarcas del sindicato. También se señala que Silva, al tiempo que era director de ASSE y ganaba un sueldo de unos $ 100.000, además de contar con beneficios como auto con chofer, dos adjuntos y dos asistentes, seguía cobrando “gastos de representación” por parte del sindicato.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *