28.11.2015 La columna de nutrición de la Lic. Leticia Cedrés

sca
SCA
:

SALUD, CUERPO y ALIMENTACIÖN, Asociación Civil  fundada en Abril de 2011.

 

Según “El Mapa Mundial de la Obesidad” publicado por la Organización

Mundial de la Salud (OMS), con datos tomados a personas mayores a 18 años

de 193 países en el año 2014; Uruguay se ubica entre los países con mayor

exceso de peso de la región ya que el 62,4 % de los hombres tienen sobrepeso

y el 22,5 % son obesos.

Estas cifras vienen en aumento, ya que desde el año 2009 según los

resultados de la Segunda Encuesta Nacional de Sobrepeso y Obesidad

(ENSO II) reflejaron cifras epidémicas con respecto a la obesidad en nuestro

país pues desde ese entonces uno de cada dos uruguayos (cuyas edades

están comprendidas entre 18 y 65 años o más), se encontraba sobre la franja

de sobrepeso y uno de cada cinco uruguayos es obeso.

Además está científicamente comprobado que las enfermedades crónicas no

transmisibles (ECNT), como la Diabetes, el Colesterol, las enfermedades

cardiovasculares, cáncer, etc tienen un alto impacto con respecto al IMC de la persona

(a mayor IMC mayor probabilidad), y están directamente relacionadas con los

mala calidad en la alimentación. IMC (índice de masa corporal).

Según la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular, las enfermedades

Cardiovasculares, (principal causante de muerte en nuestro país) podrían reducirse en un 15 % si cada persona lograra mantener su IMC en un rango comprendido entre 21 y 25Kg/m2.

En SCA se trabaja para revertir ésta situación, contamos con psicóloga, nutricionista, médico y profe de zumba con la finalidad no solo del descenso de peso sino de la incorporación a su rutina diaria de hábitos saludables.

Nos reunimos los días miércoles a las 19 horas en Federación de Ancap y el objetivo es acompañar a la persona  en su rutina de bajada desde el primer día, para que identifique claramente sus emociones, sus debilidades, sus hábitos incorrectos y poder bajar de peso sin angustias, sin descensos bruscos y sin frustraciones.

Se lo educa para que su alimentación sea la adecuada, considerando hábitos y preferencias, aprendiendo a manejar cantidades y considerando también patologías asociadas.

Es bien importante además el apoyo sicológico para el manejo de las emociones, de la ansiedad,  de conductas que nos llevan a comer sin hambre, como hacer con el manejo de las culpas, la autoestima y demás.

El equipo sólido que SCA ha logrado hoy día nos permite ubicarnos de tal manera que podemos tratar al paciente en su integralidad para justamente guiarlo por el camino correcto para su vida no solo física, sino afectiva, emocional y activa al mismo tiempo.

Los esperamos.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *