26.08.2015 Raul Jaimés «Palabras como rayuelas»

guitarra
Oscar Raúl Jaimés Cedrés.

“Palabras como rayuelas”, sueño casi cumplido.

Como anunciara Diario La Unión días atrás, tuvimos conocimiento de que el artista minuano, Raúl Jaimés Jr., viene trabajando y está a pocos pasos de concretar un sueño, realizar el lanzamiento de su primer CD. En la oportunidad y gracias a su hermana Rossana, llegamos a él y dialogamos con el minuano que logra concretar un sueño, cosa que nos alegra, porque es premio al esfuerzo de aquel niño que junto a su padre, nos identificó a todos, entre otras cosas con su “himno” a nuestra selección al regalarnos el tema que dice “la roja, blanca y azul … yo soy del Lava”. “Palabras como rayuelas” es el trabajo que cuenta con 10 te-, de los cuales en su mayoría es el autor, entre los que se cuentan “A flor de mar”, “De los fogones” y “Soy del Lava”. Sin dudas esto es el premio a la perseverancia, perfil bajo y lógicamente excelentes condiciones que lo rodean a este gran músico de las sierras.

Raúl Jaimés.

Nombre completo y lugar de nacimiento: Oscar Raúl Jaimés Cedrés, Minas, 22 de Agosto de 1978 (37 años)

¿Cómo se integra tu familia? Padre, Madre y hermana que viven en Minas en el Barrio Estación; yo vivo en la ciudad de Canelones, estoy casado con Valeria Cuevas (duraznense), desde hace un año y medio, pero hace once años que estamos juntos.

¿Profesión, trabajo o estudio, a que te dedicas? Trabajo en la ciudad de Montevideo; desde hace 8 años soy empleado de BGH Uruguay, Empresa que brinda servicio Técnico a Movistar, Antel y DirecTV. También soy Docente de MURGA en UTU desde el año 2013, actualmente en la Escuela Técnica de Pando y en la de Atlántida. Soy también estudiante de Educación Musical en el Instituto de Profesores Artigas (cursando 2° año).

¿De qué cuadro sos hincha? Soy hincha y socio del Club Nacional de Fútbol y del glorioso Club Atlético Estación de la ciudad de Minas dónde jugué en divisiones inferiores. Simpatizo también con Aguada en Básquetbol.

¿Cómo arrancaste en la música? ¿Cuánto hace que cantas? ¿Cómo comenzó tu pasión por la música? Cómo la mayoría, comencé a tomar clases de guitarra a instancias de mis padres, a los 8 años con el Profesor Licer Acosta, allí permanecí un par de años. Después de un lapso sin tomar clases, recalé con la Profesora Giselle Batista quién me enseñó las primeras armas en el canto, el primer repertorio reunía muchas canciones clásicas del folklore argentino y unas pocas de Los Olimareños, Aníbal Sampayo y Zitarrosa. Paralelamente fui aprendiendo muchas cosas de los amigos de mi Padre, en las imborrables guitarreadas de los cumpleaños en casa, o en la Cantina del Caco Alonso y en la fono-platea de Radio Lavalleja y programas mañaneros de los domingos de Emisora Del Este. No dejaré de agradecer y recordar nunca esta etapa, dónde conocí cantores y guitarreros increíbles como Alberto Parada, Julio Romero, Juan Carlos Pombo, Aladino Gómez, Carlos Tellechea, el “mono “Leguizamón, Julio Gómez, Alberto Paiva, el “mimo” Rivero, Sergio Sosa, el percusionista Jorge Arellano, seguramente me olvide de muchos…

Ya en época liceal fue de gran importancia en mi formación, el haber pertenecido al coro del Fabini, dirigido por Anselmo Tellechea a quién recuerdo con mucho cariño y de quién aprendí casi sin querer las primeras reglas de la armonía musical. A su vez tomaba clases de Teatro en la Escuela Municipal de Arte Escénico dónde conocí bellas y talentosas personas que hasta el día de hoy las considero mis amigo/as y de las que también absorbí mucho como Eduardo Pérez, responsable además de que llegaran a mis oídos autores y cantores para mi desconocidos y dueños de estilos originales como Fernando Cabrera, Eduardo Darnauchans, Eduardo Mateo, entre otros. Completé mis primeros estudios de Guitarra y Solfeo con Martha Niz, culminando ambos profesorados en el año 1994. En ese entonces también comenzaban mis primeras incursiones en concursos de canto folklórico, una escuela necesaria pero también peligrosa si no se la toma como lo qué verdaderamente es: instancias para encontrar y descubrir al público, observar e intercambiar vivencias con los demás concursantes y con los jurados, y viajar, conocer el País y abrir la cabeza.

Más adelante, a los Veinte y poco me mudo a Montevideo con el fin de iniciar estudios terciarios, esta etapa es la que me comienza a definir un gusto musical que pienso que es el resultado de la mezcla del folklore tradicional con el más urbano y con la Murga, género al que amo profundamente entre otras cosas por la multiplicidad de variantes que permite. Precisamente con la Murga cumplí uno de mis sueños que era poder cantar en el Teatro de Verano y conocer barrios y ciudades. Mi primer acercamiento a esta expresión artística fue en Minas integrando los grupos “Entremanías” y “Buen Intento”. Ya en Montevideo y en el Carnaval oficial he participado en las Murgas: “Japilong”, “Momolandia” y “La Buchaca”.

¿Quienes integran la banda? Actualmente me acompañan tres músicos: Pablo Andrada (otro minuano) en Bajo, Germán Falero en percusión y Marcos Martínez Irisarri en guitarras y coros (ambos montevideanos)

¿Cómo surge la idea del tema para «El Lava»? En el año 1992 mi viejo hizo una canción para la Selección que ese año salió campeona del Este y del Interior, durante varios años la cantábamos pero sentíamos que no incluía a las siguientes ni a las juveniles ya que nombraba a los jugadores de ese entonces; por lo que en el año 2000 se le ocurrió a él universalizar el homenaje y surge “Soy del Lava”, canción que nos ha dado muchas satisfacciones. Haberla podido cantar más de una vez dentro mismo del Estadio es una de mis máximas emociones. Para el reciente Disco incluimos una nueva versión.

¿Qué espacios reales para la cultura en general visualizas en Minas? Más allá del discurso, ¿se le da la importancia que merece? Al no vivir el día a día en Minas, creo que sería muy imprudente opinar de políticas culturales oficiales; lo que sí es muy claro es que tenemos una cantidad de artistas talentosos que encuentran dificultades a la hora de querer mostrar sus creaciones, siento que la ciudad queda chica, y por ejemplo para los músicos se hace arduo lograr una continuidad frente al público, no hay muchos lugares para mostrarse lo que a su vez también repercute en la otra parte: el público, que no tiene demasiadas ofertas en cuánto a sitios para ver los espectáculos. Quiero destacar la iniciativa de “La Casa Encantada”, un grupo de gente conocedora de los aspectos artísticos y pedagógicos en general que se ha preocupado por instaurar una alternativa a los espacios públicos oficiales, y que se viene desarrollando con gran éxito y con muchas ganas de generar crecimiento que es algo fundamental. La clave de este emprendimiento es la idoneidad de sus pilares, hecho que parece obvio, pero que no en todos los órdenes se da, muchas veces se pone al frente, por ejemplo, de las oficinas culturales, a personas que no tienen la formación adecuada para el cargo y eso termina resultando nefasto.

¿Con respecto al CD cómo se dio esta posibilidad, cuánto llevó diagramarla, quienes intervienen en este proyecto? Estamos trabajando en “Palabras como rayuelas” desde el año 2013; presenté un proyecto en el FONAM para obtener apoyo económico, y me fue otorgado el primer semestre de ese año. A partir de allí comenzamos con el resto de los músicos y con el invalorable apoyo de Gerardo Alonso (quien además es el encargado de mezclar y masterizar el Disco), a delinear la forma de trabajo. La grabación de todas las tomas se hizo en el estudio de Marcos Martínez quien además es el productor artístico del proyecto. Participan también como músicos invitados: Alfonso “tati” Coria (minuano), Diego Pérez y Sebastián Veins, grandes amigos con los que compartí varios carnavales en Murga Japilong y Verónica Casas Sena, quien ejecuta los platos de entrechoque en “Soy del Lava”. Completan la grilla Javier Ventoso como asistente en mezcla y mi esposa Valeria Cuevas, encargada de diseñar y llevar a cabo las carátulas. Verá la luz en pocos días a través de MT Ediciones Fonográficas, del Departamento de Maldonado.

¿Cómo analizas el ambiente en este rubro en Minas, en una ciudad pequeña caracterizada históricamente por contar con muchas bandas? Hoy en día es bastante accesible el poder realizar grabaciones de buena calidad y sin tanto esfuerzo económico, he podido escuchar discos y demos de varias bandas minuanas y los considero de un nivel excelente, lo complicado es poder difundirlo masivamente más allá de las redes sociales, es difícil acceder a medios de comunicación potentes del país si no se es representado por alguien influyente o por empresas disqueras que te apuntalen. Creo que la carrera del músico en este aspecto es del tipo de trabajo “hormiga”, la visibilidad llega generalmente de forma lenta, no hay que desesperarse y por sobre todo no hay que perder de vista el proyecto inicial de cada artista, el por qué canto o toco tal o cuál estilo, no perder de vista el propio arte y desvelarse con las “lucecitas de colores”.

¿Has participado en actuaciones con otras bandas? En la adolescencia conformé esporádicamente algunas bandas, y no todas eran de características folklóricas, toqué junto a compañeros liceales en una bandita que llamamos “los rockedales”, también recuerdo un trío que no duró mucho tiempo junto a Bruno Vega y Sergio Moreira; incluso con Gerardo Alonso conformamos un dúo para participar en el Festival de Durazno al que llamamos “Rumbo Sur”. Actualmente también integro como corista la banda del músico popular Aníbal Bueno (ex Los 8 de Momo).

¿Cómo te manejas en tu vida diaria? ¿Cómo es tu día? Mi día arranca a las 07:40, a las 08:06 tomo un Copsa para ir a trabajar a Montevideo, el viaje dura aproximadamente una hora. Entro en BGH a las 09:30 y salgo a las 16:30. Dependiendo del día que sea de ahí arranco o para Pando o para Atlántida a dar clases en Utu o a ensayar con mi banda o a hacer tiempo para que se hagan las 20:30 y arrancar para el ensayo de Murga ”La Buchaca” con quien voy a dar prueba de admisión en Noviembre para el próximo Carnaval capitalino. El ómnibus se ha vuelto mi segunda casa, se dejan muchas horas arriba de ellos, incluso este hecho es objeto de una de las canciones del Disco, el último track “Bondi Banal” donde cuento alguna de las peripecias diarias encima de los ómnibus.

¿Tu comida preferida? Varias!! Pero me quedo con una buena cazuela de mondongo hecha por mi Madre.

¿Un viaje? Conozco varios Departamentos de nuestro país, Buenos Aires y algunas ciudades de Cuba, lo que considero muy poco!! Por lo tanto cualquier viaje me llena de ilusiones y seguramente descubra muchas cosas interesantes en todos lados.

¿Qué es Lavalleja para vos? Es mi lugar en el mundo, por más que no viva actualmente allí, Minas es lo que me ha forjado como hombre, es en dónde conocí a los amigos que aún conservo, es dónde están mis maestros musicales, mi familia; y aunque muchas veces he dicho que Minas es “chata”, son muchas más las oportunidades en las que me he enorgullecido de ser minuano.

¿Un sueño como músico – cantante? Se sueñan muchas cosas, creo que lo importante es plantearse metas a conseguir. En mi caso poder escribir y cantar canciones que le guste a un buen puñado de gente, poder salir a cantarlas por todos lados.

Y llegando al final, ¿nuevos proyectos, nuevas iniciativas? Por el momento estoy abocado a dar por terminado el Disco, programar presentaciones del mismo en todos los lugares que se puedan imaginar… Dedico mucho tiempo a la Murga, ya sea como tallerista o como componente así que espero poder seguir compartiendo esta actividad con la carrera solista.

Muchas Gracias querido Raúl Jaimés por esta agradable entrevista!

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *