20.08.2015 Héctor Enrique Leis Barrios “Me siento orgulloso de mi padre. Me inculco valores que trascienden lo partidario”

hector_leis_0001hector_leis_0002

Héctor Enrique Leis Barrios “Me siento orgulloso de mi padre. Me inculco valores que trascienden lo partidario”

Muchas veces no es fácil para muchos ser el hijo “D”. Si, así el hijo de alguien que por distintas razones tiene una fuerte base o conocimiento de cosas en una sociedad, o más allá en casos especiales incluso en toda una nación. Hijo “D” por distintas razones que pueden ser buenas, o malas, alguien que ha trascendido en algún por las más variadas razones, incluyendo deportistas, artistas, políticos, también por cosas que no serian tan posibles buenas como mas anteriores aunque en lo personal puedan existir otros componentes. Está el estafador, ladrón, acosador, violento, adicto a drogas, y todos los etc. que se imagine para uno y otro lado. Puede ser cualquiera el hijo “D”, pero de ese fulano, o de aquel hombre o mujer brillante. O no tanto una persona humana, servicial, llena de bondad, componedor, estudioso de la propia gente. De éste que vamos hablar y con el que vamos hablamos para Diario La Unión es precisamente que se le dice, y él nos indica que en un determinado lugar ha dicho soy hijo de fulano de tal. Nos cuenta con emoción y sintiendose honrrado, privilegiado precisamente de ser hijo “D”. Se siente cómodo siempre en todos lados a los que asiste y por “que nos comenta las cosas han sido así, y por tanto me doy cuenta de que mi viejo como siempre lo creí era buena gente que resulta primordial”. Nos cuenta que en estos momentos cuando se está conmemorando 18 aniversario de su fallecimiento “es el momento para recordarlo, volver a pasar por el corazón algunas vivencias que yo tuve como hijo y sobre todo para recibir en muchos casos el cariño y el recuerdo también de mucha gente que tuvo la suerte de disfrutarlo y compartir con el momentos de su vida”. Este joven se ha recibido al igual que su padre de Escribano y lleva ya tres años con el titulo de notario. Su nombre es Héctor Enrique Leis Barrios. Así como suena hijo de Héctor “Bolita” Leis el ex intendente de Lavalleja fallecido en plena acción en el cargo. Nos comenta el ahora joven profesional que para él lo político fue algo mas folclórico, por cuanto era chico no obstante le gustaba los cabildos abiertos y las caravanas que se hacían por entonces, compartió mucho con su padre esta actividad pero siempre desde una perspectiva más del niño y del adolecente que una mirada más adulta”. Según opina su hijo ante la pregunta  “el fue creo, un gran referente para el partido nacional en el departamento y ojala que muchas de las semillas que sembró en su momento se puedan seguir germinando y aprovechando para el crecimiento del departamento. Creo que en ese sentido quien tome la bandera debe hacerle honor”. Nos confiesa Héctor Enrique que su padre hablaba de política con él, “ si es así hablaba de política conmigo, cabe señalar que me inculcó una serie de valores que creo trascienden las fronteras partidarias y deben ser retomados por gran parte del sistema político que hoy no se ven, cosas como la articulación, la negociación, el consenso, la mirada amplia, la mano tendida, el escuchar a todos sin perjuicios, la capacidad de diálogo, poder llegar a acuerdos donde otros no lo logran, y esas son las cosas que yo trato de rescatar para mi vida, no. Son valores que trascienden lo político”. Luego nos hace las consideraciones referidas a su padre Bolita que era además profesional, hombre del deporte jugó y fue dirigente en el basquetbol y en el fútbol, fue adepto de las carreras de caballos fue hombre de los llamados de mostrador. “Si, mirá uno no es escribano, docente, uno es un ser humano que se va moldeando y es moldeado por las condiciones que lo rodean, el perdió a su padre joven al igual que yo, y ello lo llevó a tener que volverse de Montevideo donde estudiaba y a su vez hijo de la circunstancia se fue fogueando en esos diferentes ambientes”. Lo que más le llena de orgullo es su nombre y su buena receptividad en los demás. Es hijo “D” y es bienvenido, “bueno si es algo de lo que más orgullo siento, el hecho de poder presentarme con la cabeza en alto en cualquier lado, lejos de banderas o de simpatías me ha pasado en lugares insospechados pronuncio mi nombre y automáticamente lo asocian con la figura de mi padre y siempre con una sonrisa y eso es realmente me emociona” nos dice Héctor Enrique. La carambola de la vida para Héctor Enrique fue ser escribano, “si así es una verdadera carambola de la vida como tantas otras que me han pasado, soy licenciado en comunicación, pero me quedó un poco de la herencia de la independencia, libertad y cierta rebeldía que hizo seguir la profesión que yo considero más independientes de todas”.

Estoy en Minas trabajando al menos dos veces a la semana

Está en su despacho que fue el del padre y no ha cambiado nada todavía y vaya a saber si lo hará, atiende dos veces a la semana en Minas pero viene cuantas veces sea necesario. Opinó que el tema de escribano hoy es distinto a lo que era cuando su padre, hay que ser mas dinámicos no estar en el sillón sonó actuar andar, por ello está en Minas Martes y jueves durante todo el día en 18 de Julio 783. Recordá que la Escribanía de su padre nunca cerro, “así es por suerte siempre funcionó con Enrique, Silvia y otros colegas que estuvieron aguantando la estacada y se mantuvo abierta y va mi agradecimiento enorme a todos aquellos que siguieron viniendo y los esperamos  a todos con la mano extendida para saludarlos y en la medida posible ayudarle a asistir personalmente, estamos a la orden” concluye Leis Barrios hijo del Bolita que lo recuerda en su aniversario número 18  de la desaparición física. Diario La Unión se encontró con Héctor Enrique y pudo dialogar con él largo y tendido de lo expuesto y mucho más.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *