11.08.2015 «Uruguay no está en crisis, Uruguay está creciendo».

diputado_javier_umpierrez_0004 diputado_javier_umpierrez_0003 diputado_javier_umpierrez_0002 diputado_javier_umpierrez_0001 diputado_javier_umpierrez_0005
Diputado Javier Umpiérrez:

«Uruguay no está en crisis, Uruguay está creciendo».

En la mañana del lunes el diputado frenteamplista Javier Umpiérrez realizó una ronda de prensa con el fin de informar sobre varios temas de interés a la población de Lavalleja.

Entre otros temas realizó un detallado informe sobre la Rendición de Cuentas 2014 del Gobierno Nacional, con respecto a eso señaló que «Quiero felicitar al gobierno por cumplir las metas trazadas en la Rendición de Cuentas del año 2013 para el 2014, pues el déficit real apenas tuvo una leve diferencia con el proyectado ( -3,5 contra – 3.3). Cabe recordar que la Rendición del año 2013 tuvo la aprobación de la mayoría de la ciudadanía por medio del voto. Quedó claro en comisión de hacienda y presupuesto, que el análisis y los completísimos materiales de estudio de esta Rendición de Cuentas del 2014, ratifican una vez más el rumbo de la política económica y social y las prioridades del Gobierno en materia de crecimiento, distribución y programas sociales y que corresponde a una política definida en los programa de gobiernos del Frente Amplio, desde hace 10 años».

Economía Mundial.

En referencia a la economía mundial el diputado expresó que «En los primeros meses de este año el desempeño económico mundial parece seguir recuperándose aunque a un ritmo moderado y desigual entre los principales países. Entre las economías avanzadas, mientras Estados Unidos (EEUU) mostró un freno en su actividad en el primer trimestre del año, la Eurozona tuvo una mejor performance. Los países emergentes, por su parte, continúan registrando un crecimiento más bajo producto de una ralentización del nivel de actividad de China y algunos países de Latinoamérica como Brasil y Argentina. La Eurozona es, dentro de las economías avanzadas, la que mostró mejor comportamiento relativo en el inicio de 2015. Los datos del nivel de actividad del primer trimestre muestran una modesta recuperación de 0,4% en términos desestacionalizados respecto al trimestre inmediato anterior, siendo España el país que se destacó, con una expansión de 0,9%, mientras que la actividad económica de Alemania mostró un leve repunte (0,3%). En tanto, la economía francesa se recuperó 0,6% e Italia creció 0,3%». Seguidamente destacó Umpiérrez que «Cabe remarcar que si bien las perspectivas han mejorado la posibilidad de un escenario de menor crecimiento para el bloque, está presente, ya que todavía existen países con debilidades importantes. Tal es el caso de Grecia, que continúa siendo un elemento de potencial riesgo debido a la incertidumbre en torno a la falta de acuerdo entre el gobierno griego, las instituciones europeas y el FMI sobre la refinanciación del servicio de su deuda. En China, la desaceleración económica se reafirmó en los últimos meses, con un avance interanual del PIB del 7% en el primer trimestre de 2015. Si bien dicha cifra continúa siendo elevada, se aleja del ritmo de crecimiento anual que promediaba el 10% entre los años 2004 y 2011. La evolución de los precios de las materias primas agrícolas alimenticias muestra una tendencia descendente desde abril de 2014. En efecto, en el mes de mayo los precios registraron caídas del orden del 1%, alcanzando una caída interanual de 22%. Dicha desaceleración estuvo asociada al debilitamiento de la demanda, producto del crecimiento más moderado de la economía china y a mejores cosechas. La actividad económica argentina alcanzó en 2014 un crecimiento del PIB real de apenas 0,5%, determinando una fuerte desaceleración respecto al crecimiento registrado en 2013 (cuando fue de casi 3%). En 2014 la economía norteña permaneció prácticamente estancada poniendo de manifiesto el reciente deterioro de los fundamentos macroeconómicos. Registró un crecimiento de apenas 0,2%, ubicándolo en el guarismo más bajo desde el año 2000 con la excepción del 2009, cuando se había observado una contracción en el nivel de actividad de 0,2%, producto de la crisis financiera internacional».

Economía uruguaya en el 2014.

Con respecto a la economia uruguaya Javier Umpiérrez destacó que «continuó expandiendo su nivel de actividad. El Producto Interno Bruto (PIB) registró un incremento de 3,5% en términos reales acumulando, de esta forma, el décimo segundo año consecutivo de crecimiento económico. Al igual que en el año anterior 2013, el nivel de actividad estuvo impulsado en parte por la expansión del sector Suministro de Electricidad, Gas y Agua, que debido a las condiciones climáticas favorables posibilitó una mayor generación de electricidad con fuente hidráulica, aportando un mayor valor agregado. No obstante, aun excluyendo este sector de actividad, el resto de la actividad económica presentó una expansión de 3,1% en promedio, que si bien resulta bastante inferior a las tasas de crecimiento observadas en años anteriores (5% promedio en los últimos 10 años), constituye una expansión considerable en el marco de un proceso de reversión de las condiciones favorables del escenario internacional. En la comparación regional, el crecimiento económico de Uruguay más que triplicó la expansión promedio de América Latina en 2014. A su vez, su desempeño se destacó frente a las principales economías de la región que mostraron crecimientos significativamente más moderados. La demanda interna continuó siendo el principal motor del crecimiento durante 2014. El consumo creció en línea con el crecimiento del producto, alentado por el consumo privado que aumentó 4,2%. Por su parte, la formación bruta de capital fijo creció 2,6% impulsada por la inversión del sector público dado que la del sector privado cayó 0,8%. Esta caída respondió fundamentalmente a la culminación de las obras en la planta de celulosa en Colonia y a la menor inversión en exploración de hidrocarburos. En el frente externo, las exportaciones de bienes y servicios se incrementaron 1,9%. Las ventas de bienes aumentaron respecto a un año atrás por mayores ventas de carne, trigo y productos de madera, mientras que las exportaciones de servicios cayeron por una caída del turismo y otros servicios. El menor crecimiento de las importaciones sobre las exportaciones determinó que el balance externo tuviera, a diferencia del año anterior, una incidencia positiva sobre el crecimiento global de 0,8%».

Esta es la primera entrega de una larga rueda de prensa realizada por el diputado Umpierrez, que como es costumbre se llevan a cabo cada 15 días, en las próximas ediciones brindaremos información sobre otros temas de interés para nuestra población.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *